El Mundo Today

2008/12/02

Visitar Dublín: la cuestión de la comida


Me gustaría abrir este artículo con la polémica pregunta: ¿se come bien aquí? En mi humilde opinión, si bien Dublín no es de los lugares donde se come mejor en el mundo, pues vaya, se come bien, sí. Ahora bien, hay que conocer las costumbres culinarias para saber adaptarse y no juzgar la aparente escasez alimenticia a ciertas horas del día.

En España la tendencia es a comer un plato fuerte al mediodía y cenar por la noche con otro plato fuerte, unas tapillas o bien un vaso de leche o una sopita. En Irlanda, los horarios se invierten y la comida ligera de la noche en España se convierte en lo que los irlandeses conocen como el “lunch”: las tapillas se convierten en el famoso sándwich, que se puede adquirir en cualquier pub, donde también hay a la disposición del hambriento cliente sopas recién hechas o platos fuertes en forma de “carvery lunch”.

Esta denominación viene del inglés “carved meat = carne cortada” y, efectivamente, esto es lo que se sirve en la mayoría de los pubs donde se ofrece este tipo de comida. Suele poder elegirse entre dos o tres tipos de carne: carne asada (de vaca, jamón o pavo), que se corta en rodajas delante del consumidor y se suele acompañar de patatas (al horno, en puré o fritas) y verduras hervidas (zanahorias, col, nabos). En los últimos años hay más variedad en los pubs y la oferta incluye platos con sabores asiáticos, acompañados de arroz, pollo con diversas salsas y acompañamientos, etc.

Por eso la próxima vez que un quinceañero afirme de forma categórica que en Irlanda se come fatal, asentid con solidaridad (es posible que el pobre lo haya pasado francamente mal, no sólo por la cuestión de la comida) pero recordad que el sándwich, las patatillas y la manzana que sus familias les dieron para pasar el día en el centro sólo son comparables a nuestra sopita, nuestras tapillas y nuestro vaso de leche de la noche. Estoy segura de que a la mayoría de estos estudiantes turistas los recibía una pródiga cena con diversos platos por la noche.

Otro dato interesante en esta misma línea de cultura culinaria es el “incomprendido” término inglés: "dinner". Aunque en las escuelas se nos enseña que equivale a cena, realmente significa comida fuerte, que suele comerse por la noche (de ahí nuestra traducción por cena) pero también se puede consumir a las 2h o 4h de la tarde. Esto es harto frecuente los domingos, en los que la resaca del día anterior pide un desayuno irlandés en toda regla antes de la hora de la comida y el copioso desayuno hace que los irlandeses se salten el lunch y se vayan directamente a comer su dinner, habitualmente en un pub. El domingo los pubs exudan vida comunitaria; las familias se reúnen para comer y, sobre todo beber, todos juntos, los músicos sacan sus instrumentos musicales y deciden deleitarnos los oídos y, en fin, la vida cotidiana se modifica un poco en los ambientes más tradicionales.

Un día de estos, cuando se acabe el período de recesión y pueda volver a salir de casa (es una buena excusa para evitar mencionar mi pecado capital: la pereza), os comento dónde se puede comer bien.

7 comments:

  1. Hola D. Ruida. Solo dos cosillas.

    Cuando los estudiantes se quejan de la comida en Irlanda/R.U. no lo hacen por la cantidad. La dieta de las islas esta saturada de azucar, productos lacteos (dificil una comida sin mantequilla, queso o leche) y grasas. El "pack lunch" suele llevar una chocolatina, muy rara vez una manzana porque en comparacion es cara. La verduras se suelen limitar a las que mencionas y si ven un tomate por lo general es en una salsa de bote. Esto hace que el chaval no vaya al servicio durante al menos la primera semana y que durante el resto del tiempo busque chocolate y chucherias para mitigar el componente adictivo del azucar y las grasas.

    Por otro lado, lo que comentas de la palabra "dinner", aqui al menos (de esto tu entiendes mas) si usases dinner como algo que no sea la cena te mirarian raro. No se si el dialectalismo esta en Irlanda o en Escocia (el ingles escoces suele ser mas conservador que el de Inglaterra).

    A ver cuando publicas tu paseo por los restaurantes de por ahi, que esas cosas me gustan mucho :)

    ReplyDelete
  2. Hola Miércoles:
    Gracias por puntualizar. Supongo que será cuestión de hacer una encuesta entre los jovenzuelos en cuestión para saber si se quejan por la calidad o la cantidad. Yo opto por la segunda opción. Y lo de la manzana, tengo que admitir que es cierto que a veces se reemplaza por la chocolatina.
    En cuanto a "dinner", esta es su definición: "The chief meal of the day, eaten in the evening or at midday", así que supongo que la diferencia está en Escocia. Habrá que preguntarle a algún inglés. :-)
    Lo de los restaurantes queda pendiente, aunque me encanta comer en casa y ahora hace tanto frío.. Brrrrrrr!!!!

    ReplyDelete
  3. Supongo que será cuestión de hacer una encuesta entre los jovenzuelos en cuestión
    Durante varios años una fui yo. Desde el primer dia a uno de mis amigos le llamaban Pablo "el de los espaguetis" porque despues de la primera noche con las familias todos nos quejabamos de la cena menos el, que le habian dado "unos espaguetis BUENISIMOS".

    Habrá que preguntarle a algún inglés. :-)
    Agh no!. Darle la ultima palabra al pueblo opresor JAMAS!! En serio, lo de Inglaterra y dinner, por lo que recuerdo de vivir alla, creo que tambien va por regiones.

    Ah, reserva mesa, que el frio remite. El barometro del trabajo ayer marcaba 719mmHg y ahora pasa de 740. Dos semanas mas y bikini!

    ReplyDelete
  4. Ex-jovenzuela de cursos de inglés en Dublín, será que yo tuve suerte. Yo también fui de las jovenzuelas y me daba la sensación de que muchas veces la gente se quejaba por quejarse, aunque quizás es que yo tuve suerte: en mi familia se comía de primera.

    Y lo de darle la palabra de los ingleses, bueno, mujer que sólo es por comparar notas. No es por darles la última palabra ¿por quién me tomas?, pero tampoco me parece justo dejarlos sin opinión.

    No entiendo las lecturas de tus barómetros, pero mi estufa nueva calienta que da gusto. Afuera me da miedo asomarme.

    ReplyDelete
  5. Depende de lo que entendamos por comer bien. Cuando yo viví en Irlanda, en 1996-98, a este país le quedaba mucho que aprender sobre la buena mesa. Seamos francos: en comparación con la cultura gastronómica de Europa en general y España en particular, se puede decir, cariñosamente, que eran unos bárbaros. Daré algunos datos: en la cantina "tradicional" de Microsoft, las opciones de "vegetables" eran las siguientes: patatas asadas, chips y puré de patatas; apenas había restaurantes extranjeros y tampoco tantos nacionales, pues de hecho no existía la costumbre de salir a cenar. Recuerdo que en los restaurantes chinos más elegantes el camarero te preguntaba si como acompañamiento al cerdo agridulce querías arroz o patatas fritas, pues muchos clientes protestaban si les servían "grain". Por último, el humorista Georges Mikes decía que la única manera de comer bien en Inglaterra era desayunar tres veces al día. Pues bien, el llamado "Irish" breakfast está calcadito del inglés. Sólo el nacionalismo paleto tipo Astérix que se estila por aquellos pagos puede explicar ese nombre.
    Me imagino que ahora, con el mayor poder adquisitivo, la cosa ha cambiado, pero un país que siempre fue tan pobre es difícil que sea referencia gastronómica, sobre todo si además menosprecia sus mejores ingredientes.
    Sin embargo, en Irlanda se puede comer bien y sano gracias a la calidad de muchos ingredientes, aunque algunos de ellos acaban de descubrirlos, como el pescado, históricamente menospreciado en un país que además tiene una historia muy reciente de terribles hambrunas. Nunca olvidaré cuando en Portmagee (Kerry) vi a unos pescadores limpiar una boya de kilos de percebes que iban arrojando despiadadamente al mar. Espero que Miércoles no me tilde de adicto al topicazo si supongo que esta historia herirá la sensibilidad gallega. Tuve que intervenir para salvarlos de una muerte tan indigna. En fin, nunca había comido tantos ni creo que vuelva a comerlos. También he cogido angulas con las manos en la desembocadura del , experiencia igual de inolvidable y seguramente irrepetible.
    La especialidad irlandesa son los cocidos, sopas y purés, que prácticamente se pueden tomar con pajita. El Irish stew está muy logrado, y el coddle de Dublín. La cerveza negra, qué te voy a contar; y los whiskies de una malta son los mejores del mundo. Las carnes también son excelentes, y no sólo el vacuno (ahora parece que el porcino está bajo sospecha, aunque las autoridades sanitarias han reaccionado muy bien para restablecer la confianza). Pero a un pueblo que sirve las ostras con pan moreno de molde y mantequilla le falta lo suyo para constituirse en referencia gastronómica.
    Saludos. Hoy no firmo porque la Druida Derruida ya sabrá quién soy.

    ReplyDelete
  6. Antes me he comido el nombre del río que, al menos en el siglo XX, era angulero: el Corrib.
    En cuanto a dinner, no equivale de ninguna manera a cena, como el verbo to dine no es cenar y dining room es más comedor que cenáculo.

    ReplyDelete
  7. M.R., gracias por tus comentarios. Recuerdo la historia de los percebes. Las cosas han cambiado un poco y es que los extranjeros hemos traído nueva vida a Dublín. Las pescaderías del puerto de Howth están llenas de compradores (casi siempre extranjeros) e incluso se encuentran calamares y pulpo (por fin, mi alma gallega se alegra).
    En cuanto a la comida en general, estoy de acuerdo contigo en que Irlanda nunca será un lugar de referencia gastronómica, no es el País Vasco de tu corasón, pero tampoco puedo decir que se coma mal en Dublín. Como bien dices, los productos son de calidad y en los últimos años los chefs se arriesgan más en sus menús y preparan platos ligeramente distintos, pero con el mismo aire rural de Irlanda, que me encanta. ¡Qué viva el campo! A los platos tradicionales se añaden platos asiáticos, polacos, rusos, italianos...ya hay más variedad.
    Y fuera de los ámbitos tradicionales de los pubs, se encuentran numerosos restaurantes extranjeros: chinos, polacos, indios, filipinos... que ofrecen una buena comida a precios razonables o incluso restaurantes vegetarianos, pero eso lo dejo para otro post.

    ReplyDelete