El Mundo Today

2010/12/17

10 iguales para el miércoles


Decimocuarto día de Estado de Alarma (prorrogado hasta el 15 de enero, con carácter "preventivo"), que no se había decretado en España desde 1934. Señor, Señor, para qué insistiríamos tanto algunos en que se reuniese el Parlamento, visto que la ilegalidad ni se discute, de tan obvia, y en su lugar se esgrime el presunto argumento del consenso social. Caramba, espero que mañana no exista “consenso social” sobre, digamos, la necesidad de caparme sin anestesia en la vía pública, sobre todo viendo lo poco que cuesta generar dicho “consenso”. Si hasta el PNV vota a favor de que las fuerzas de ocupación tomen Sondika... Ze gauzak pasatzen dian. Evidente que no entendáis nada, como dice la diputada Chamosa cuando quiere decir: el que no entendáis nada es deliberado.

Ni en 1934 se llegó a tanto, claro que entonces ni siquiera se le jodió el puente a nadie. Sólo se produjeron tres huelgas generales “revolucionarias”, es decir violentas, un golpe de Estado y la secesión formal de Cataluña (proclamación en octubre del Estat Català). Y el PSOE creó un Comité Nacional Revolucionario para organizar la insurrección en Asturias. Pero ustedes, tranquilos. Si no son controladores, no tienen nada que temer. Y si son pensionistas, tampoco, que ya les desalarma la diputada Chamosa. ¿Ya han comprado lotería, cretinos? Por favor, no se olviden. Además, de AENA, recién “saneada”, también nos privatizan la mafia del azar, ese impuesto sobre el sueño. En 2011 habrá más paro y más miseria; pero gracias al precedente sentado estos días, el Rasputín de Solares gozará de base legal para aplicar la Ley marcial a cualesquiera descontentos o desafectos. Fun, fun fun.

2010/12/06

¿Viva la Constitución?


En este tercer día de ilegal Estado de Alarma se conmemora el 32º Aniversario de la Constitución. Es una efeméride que a los Poderes públicos les encanta celebrar “con el Pueblo”, léase llevando al famoseo afín de turismo sexual por el Congreso, a leer pomposamente unos articulillos de la Carta Magna, todo muy progre y democrático en su versión más populista, la única para la que es apto este puto país, donde los payasos de la tele lideran la opinión pública y, cuando queremos informarnos de una compleja cuestión p. ej. geopolítica, pues le preguntamos a un actor, que es el que se sabe el papel y el que mejor lo recita. En este caso, el proxeneta Bosé nos lee “vivan las caenas” y los demás aplaudimos satisfechísimos de nuestra propia ignorancia. Hasta declaramos vivir en un Estado de Derecho, perfeccionando nuestra esclavitud por el procedimiento de no querer ni verla. Mientras tanto, el despotismo del “copresidente” Burracalba se consolida a pasos agigantados, ante la indiferencia cuando no el aplauso generales.
Un ejemplo inusualmente claro de esta deriva imparable hacia el autoritarismo populista se ha producido con la declaración por el Rey de nada menos que del Estado de Alerta por nada más que un conflicto laboral, so pretexto del plante masivo de los controladores aéreos el viernes pasado. Habrá que concluir, una vez más, que S.M. (S&M?) firma sin leerla cualquier cosa que le pongan delante. Véase lo que ocurrió con un Estatut, ese sí, sedicioso.
Dicho plante de los controladores era una respuesta más o menos espontánea a tres decretazos y una orden ministerial manifiestamente ilegales que rompían en añicos los acuerdos alcanzados con ellos hacía meses . No sorprende que hayan merecido nula atención de las televisiones públicas y privadas, sin duda demasiado ocupadas en, lisa y llanamente, incitar a la violencia contra los controladores, con insistencia digna de una causa más noble, es decir, prácticamente cualquier otra. Sabido es que el animal favorito del hombre (y el mejor eneamigo de la burra calva) es el chivo expiatorio. Si lo sabrán los presentadores televisivos, que no se cansan de proponernos una y otra vez los mismos modelos para odiar. Escupan ustedes a esa casta privilegiada que tanto cobra; y aplaudan la “solución” de un Gobierno que todo lo soluciona igual: imponiendo su Ley y criminalizando a los disidentes al más puro estilo de Pepigno Stalin. Y conste que esto de criminalizar, gracias al Estado de Alarma, ya ha abandonado el reino de lo metafórico.
Cabezas de turco. Lo de cobrar mucho y encima haber hecho méritos para ello es algo que no soporta el envidioso y meritófobo Pueblo español, cuyos primarios resortes conoce a la perfección el faisán RuGalcaba, maestro en pulsarlos a su antojo y provecho. Y a todo esto ¿cuánto cobrará un busto parlante de TVE por acicalarse para leer la voz de su amo media hora al día? ¿Y qué decir de los privilegios de los políticos?
En un país estrictamente repugnante como España, un país que ni es país ni es poco más que una horda de teleadictos analfabetos, no hacía falta ser Nostradamus para adivinar que esta estrategia iba a dar rápidamente sus podridos frutos, aumentando la muy mermada popularidad de un José Luis Rodríguez Zapatero muy necesitado de lo-que-sea (es su mantra), y que jamás olvidará el origen de su Poder: esta ruin estrategia de proyección del miedo y focalización del odio que tan pingües beneficios le reportó en aquel terrible marzo de 2004 (actuando, entonces como ahora, desde las cómodas sombras de un segundo plano), y cuyas consecuencias los ex ciudadanos, hoy súbditos, aún no hemos terminado de pagar; de hecho, ya no nos llega para pagarlas, como las horas a los controladores.
De esta estrategia se podrá decir lo que se quiera (yo en privado digo muchas, algunas irreproducibles), menos que no es eficaz, incluso con personas inteligentes. Así, Edurne Uriarte, autora del mejor libro que se ha escrito sobre el 11-M, apoyaba en cambio el sábado las ilegales medidas de excepción adoptadas, pidiendo además que la Oposición también las sostuviese. Mutatis mutandis, sin embargo, los mecanismos de este tinglado mediático son idénticos a los que ella supo identificar tan bien, aunque esta vez con otros protagonistas distintos de la Oposición en el papel de víctimas. Ayer los consabidos cheerleaders del rubalcabismo hicieron muchas horas extras no pagadas en los foros de Internet, sin participar realmente en ellos, salvo que incluyamos como participación en un debate la agitación frenética de sus pompones mientras, en un alarde de imaginación, llamaban “facha” a todo aquel que le pusiera pegas al Estado de Alarma, sobre todo si eran pegas razonadas. ¿El mundo al revés? No: el socialismo a lo Bettino Craxi: “Socialismo es lo que hagamos nosotros”.
Gabriel Albiac, citando a Carl Schmitt, lo explica hoy en ABC mucho mejor que yo: “el eficaz funcionamiento del poder se asienta sobre la acertada construcción de un enemigo, acerca de cuya definición «decide sólo el Estado como unidad política organizada». Contra la amenaza de ese enemigo, se puede fácilmente soldar a todos aquellos que se reconocen en la normalidad que los enfrenta a aquel que, con indiferencia de sus reales vicios o cualidades, dispara el automatismo de nuestra colectiva alarma, de nuestro recelo o de nuestra antipatía”.
También en ABC, uno de los pocos periódicos medianamente legibles que van quedando (y bien que me duele reconocerlo), Juan Manuel de Prada, católico a machamartillo que escribe francamente bien, describe lo mismo con magistral costumbrismo literario:
“Rubalcaba sabe que el resentimiento atávico de los españoles precisa, después de ser concienzudamente alimentado, de un muñeco de pimpampum al que se pueda hacer responsable de todas las calamidades que nos afligen. En otras épocas de la historia, los gabachos o los jesuitas desempeñaron a la perfección este papel; y en esta época más bajuna o suburbial de la historia tal papel se asigna a colectivos diversos, desde los obispos a los controladores aéreos. Estos últimos son todavía más eficaces como muñecos de pimpampum que los primeros, puesto que ganan un pastizal (o al menos así lo pregona la propaganda, que también nos martillea las meninges con la consigna de que el pastizal lo ganan por culpa de la derecha), ligan con las azafatas de los aviones (que son la fantasía erótica del españolito medio) y tienen en su mano jodernos el puente de la Inmaculada Constitución, que es el desahogo último que le resta a la gente cuando olfatea que, a la vuelta del puente, se va a quedar sin trabajo. Conque Rubalcaba los obliga a trabajar a punta de pistola (como algunos controladores afirman que ha ocurrido) y el resentimiento social se aplaca: dicen que los duelos con pan son menos; y, a falta de pan, buenas son tortas, sobre todo si las tortas se las llevan, manu militari, esos pijos de los controladores aéreos. Así, el parado sin esperanza al que acaban de birlarle la limosnilla de cuatrocientos euros que Zapatero le había prometido puede al menos, en sus tardes sin pan, consolarse pensando que los controladores aéreos no se quedaron sin tortas”.
Dice Sánchez Ferlosio que no hay nada más atroz que un español “cargado de razones”; y añado yo: razones siempre ajenas. Si algo, en fin, dejó claro la crisis del 11-M, con los resultados conocidos, fue que lo único que el Pueblo español odiaba más que a Aznar (ya saben, ese asesino que había obligado a los insurgentes iraquíes a asesinar a 192 personas en Madrid), era el fastidioso engorro del pensamiento libre, independiente. Noli me tangere, pensamiento, que yo no quiero pensar por mi cuenta. No, él prefería, exigía a gritos que le dijeran cómo y qué pensar. Que le sacaran las castañas del fuego, que las comieran por él, que le dijeran si estaban buenas. Todo esto blandiendo “espontáneas” pancartas de bolsillo para una ideología de todo a cien. Estas pancartas decían “ZAP” (¿o era “PAZ”?), con exactamente el mismo tipo de letra de los carteles electorales que aquellos días decían “ZP”, evidentemente condensando en tan sagaz acrónimo la ideología, la historia y el programa del PSOE. Ya saben: “Las bombas de Irak estallan en Madrid” (una apología terrorista de manual); y: “Queremos nuestra verdad el día 13” (claro, porque el día 15 ya os la suda). Eso mismo demuestra también esta crisis, cuyos lodos están por llegar.
Algunos, como De Prada, creen que este Estado de Alarma es un ensayo general de la Dictadura que nos preparan para cuando la ruina sea completa y la Merkel, que es la que manda (Gott sei Dank!), nos imponga un ajuste aún más duro (para entonces ZAP será un vago recuerdo). Entonces lo que queda de la clase media, ésa a la que le chafaron el puente (la clase baja, más que irse de puente, duerme bajo él), ya no se indignará por los privilegios de los controladores. Porque ya no les quedará ni el privilegio de unas vacaciones (cuyo disfrute suele implicar “disfrutar” también de un empleo). Pero qué democracia ni que dead kid vamos a tener con una ciudadanía para quien la Constitución no es sino un puente durante el que irse “a Disneylandia con ocho amigas”, porque no se atreve a hacer el gilipollas en su pueblo. No es de extrañar que cuando la intrépida reportera de TVE le ponga la alcachofa delante para preguntarle: “¿Qué opina de este caos provocado por los controladores?” (caramba, qué pregunta tan completa: viene con la res-puesta), la “ciudadanía” se explaye, con detalles incluso excesivos, sobre lo que ella misma, sin intermediarios, les haría a esos chantajistas, esos criminales sin entrañas que ni Disneylandia respetan, una vez el justiciero Gobierno los haya despedido, encarcelado y puesto a dieta de un pan tan duro como la cara de Burracalba y un agua tan turbia como su conciencia.
(Me encanta escribir estas cosas bajo Estado de Alarma. Gracias, Majestad. Gracias, Consejo de Ministros, Ministras, Menestras, Vicepresidentas/os, Portacoces/us, Escudos Humanos/es y Entes Epicenos/is.)
Otro había perdido su vuelo a Cuba, además del dinero del pasaje, y hacía un pucherito, cargándose así de razón. Y mi polvo anual ¿qué? Etc. Coño, pues mejor para la compañía, que habrá cobrado un dinerito sin prestar el servicio, lo que no viene nada mal, con la que está cayendo (y más que va a caer). Y mejor, también, para el pasajero: cuanto más tarde llegue a Cuba, mejor. Allí tienen un Gobierno arbitrario y dictatorial. Como en España, por otra parte.
En España siempre se ha confundido la bondad con la imbecilidad, con el corolario de que los más malvados deben de ser los más listos. De ahí el viejo dicho: “Prefiero un hijoputa a un tonto”. Digo viejo porque me da que está cayendo en desuso: hoy día ambos especímenes se presentan hipostáticamente unidos en un mismo lote. Los tiempos avanzan que es una barbaridad.
Zapatero es el ejemplo más logrado de esta... (¿cómo la llamaría él?) dualidad de progreso, hasta el punto de que, por mucho que nos devanemos los sesos, nunca averiguamos si es más hijoputa que tonto o viceversa. Yo diría que es un tontolhaba /barra/ hijo de la Grandísima Puta; y no me refiero a su puta madre, sino a una Grandísima Puta platónica, ontológica: el universal Grandísima Puta. Una Grandísima Puta sin cabida fuera de la caverna del Timeo, donde se agitan, impotentes, unas Ideas en perpetuo estado de alarma.
(Lo dicho: me encanta este Estado de Alarma. Me da ganas de escribir. La escritura me sale a borbotones. Así les da tiempo a tragarla toda.)
Según De Prada, a Burracalba los Servicios Secretos (es un decir) estadounidenses le comparaban con el canciller Metternich, que ya es comparar. En España es más habitual la comparación con Fouché, también excesiva para este Rasputín de zarzuela, el verdadero presidente del Gobierno desde la intoxicación masiva que perpetró en marzo de 2004, origen de la postración a la que estamos reducidos. Para mí que De Prada está algo parana, pero quién no lo estaría en su lugar. Además, que seas paranoico no significa que nadie te persiga. Y ahora, encima, legalmente.
Recuerdo un viejo chiste de Mafalda en el que esta pelotuda, leyendo la página de efemérides, tropezaba con una cita atribuida a Sócrates: “Cuanto más conozco a los hombre, más quiero a mi perro”; y tras una viñeta de pausa reflexiva, decía: “Pero ¿qué clase de periodismo es este? ¡Falta la opinión del perro!”
¿Cuándo no ha tenido razón la pelotuda de Mafalda? Pobre. Hoy me la imagino divorciada y sin compromiso, por su tercera operación de estética y largando perrerías de los hombres... En fin, ¿dónde iba? Ah, sí: hablando de perrerías, decidí hacer caso a la nena más boluda y redicha de la historia del cómic (gracias a Dios no existen niñas así en la vida real), diciéndome: “cherchez la chienne”, busquemos a la perra, o sea la opinión del perro.
La chienne en cuestión, que asegura tener dos expedientes abiertos sólo “por esta mariconada de blog”, es decir por ejercer su libertad de expresión (ojo: ANTES de proclamarse el Estado de Alarma), resultó tener un par de admirables cojones (estos sí, metafóricos). Me refiero a Cristina Antón, controladora del aeropuerto de Palma. Sé que no le importará la licencia poética porque es la persona más paciente, tolerante y dialogante que me he encontrado en la Red estos días. Y porque ahora mismo es el menor de sus problemas: ya le han infligido denuestos inimaginables, junto con unas amenazas tan viles que a mí me habrían tenido todo el puente debajo de la cama.
Una lectura somera de los miles de “comentarios” que vertieron los lectores (otro decir) de su post del sábado sobrecoge por su vesania. Si alguien, por los motivos que fuere, desea hacerse una idea exacta del nivel cultural de los españoles, de sus tendencias psicosociales; en una palabra: de su barbarie, que se asome un rato, sin pasarse, al vértigo que produce tan hastiante colección de imbecilidades concentradas. Pues bien, Cristina se pasó gran parte de la noche contestando, casi uno por uno, a los miles de mensajes que le llegaron, vejatorios en su inmensa mayoría y buena parte de ellos constitutivos de lo que el cupo uterino de nuestro inefable Gobierno llamaría “violencia de género” …si no estuviera instigándola él mismo.
Lo más curioso del linchamiento era que quienes decían haberse visto afectados por el plante de los controladores por lo general no incurrían en el insulto, aunque fueran lógicamente críticos, mientras que las sinceridades que en su ira profería tanto orate vociferante delataban que su verdadera afección eran otras “catástrofes y calamidades” (según la interesante definición del ministro Jáuregui) que nada tenían que ver con ella y sí con la calamitosa catástrofe que suponen el escudo huma... digo el ministro de la Presidencia Jáuregui, los tres vicepresidentes (as/os) y el resto del Ejecutivo agresivo. Su odio era, pues, de recuelo: un odio proyectado, interesadamente teledirigido, como en el 13-M. Un odio que destilaba cobardía, aunque se revistiese de una autootorgada superioridad moral. Ahora que lo pienso, se parecía mucho al que el lehen aluori Patxi López demostró profesarle a Rajoy (también, casualmente, en vísperas electorales), cuando éste se presentó en el Ayuntamiento de Mondragón a dar su pésame a los familiares y allegados del concejal del PSOE Isaías Carrasco, asesinado por ETA: “No diréis ahora”, le espetó a Rajoy, “que estábamos negociando con ellos”. Sí, lo decimos, Patxi, porque era verdad antes como lo es ahora, como es verdad que aquella tarde proyectaste en odio a Rajoy tu miedo a los etarras y proetarras que bien cerca de ti tenías en esa misma capilla ardiente.
(Y a todo esto, Patxi: ¿por qué coño no dimites de una vez? El Estatuto ¿qué dice? ¿Qué las transferencias se pactarán entre el Gobierno central y el vasco o que el PNV se las comprará, barrato-barrato, a Zapatero? Tú ¿qué pintas en todo esto? Nada, joder: ya cumpliste defenestrando a Nico Redondo y, si Roma no paga a traidores, Ferraz menos. De hecho, ¿para qué convocar Elecciones en Euskadi? Que Gobierne el PNV, padre del invento, y a quien Dios se la dé, san Pedro se la bendiga. Diosss, me encanta escribir bajo Estado de Alarma. Fin del paréntesis.)
Leyendo el blog de Cristina Antón, tratando de espigar algo válido en la tormenta de mierda que entre el Gobierno y los medios le desataron encima, dos cosas me quedaron claras; a saber:
Una, que saltaba a la vista: lo mal que está todo Dios. Aquello era una descarnada competición por ver quién, de entre los privilegiados que aún tienen trabajo en la España de ZP, tenía peores condiciones laborales; y el argumento invariable era: si estás mal, te jodes, niña, como me jodo yo, que estoy peor. Jodámonos todos, supremo argumento español. A propósito, algo me dice que los médicos serán los siguientes en ir a la huelga, cuando privaticen la Sanidad, como han hecho con AENA; y también entonces la eficientísima gestora Pajín solucionará el problema manu militari. O quizá desaparezca, como la Chacón cada vez que ocurre algo que requiera la presencia de un ministro de verdad, no una de atrezzo.
Dos: de Cristina Antón se podrá decir cualquier cosa, menos que no dialoga. Todo un ejemplo para su jefe Iósif Blanco, que no sabe más que echar mierda al ventilador. Para él una torre de control debe de ser un arcano incomprensible, algo así como un examen de ingreso a la Universidad; y dialogar consistirá en intimidar a su interlocutor, salvo, claro está, que su interlocutor sea un etarra o por lo menos un nacionalista con mando en plaza (mando otorgado por el PSOE). Con ésos se licúa de puro talante (por detrás y por delante).
Enough of that. Por ser la fecha que es y sobre todo para no ser menos que el Bosé, yo también les voy a leer íntegro un art. de la CE, como si estuviera haciendo el chorra en el Congreso. Uno que estos días se ha citado mucho (lo de que se lea es demasiado pedir a los españoles): el 116. Ahora bien, a diferencia de lo que hacen en el Congreso, luego lo comentaremos en relación con la situación creada por el Gobierno, a ver cómo se nos queda el cuerpo.
«1. Una Ley orgánica regulará los estados de alarma, de excepción y de sitio y las competencias y limitaciones correspondientes.
2. El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.
3. El estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos.
4. El estado de sitio será declarado por la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados, a propuesta exclusiva del Gobierno. El Congreso determinará su ámbito territorial, duración y condiciones.
5. No podrá procederse a la disolución del Congreso mientras estén declarados algunos de los estados comprendidos en el presente artículo, quedando automáticamente convocadas las Cámaras si no estuvieren en período de sesiones. Su funcionamiento, así como el de los demás poderes constitucionales del Estado, no podrá interrumpirse durante la vigencia de estos estados.
Disuelto el Congreso o expirado su mandato, si se produjere alguna de las situaciones que dan lugar a cualquiera de dichos estados, las competencias del Congreso serán asumidas por su Diputación Permanente.
6. La declaración de los estados de alarma, de excepción y de sitio no modificará el principio de responsabilidad del Gobierno y de sus agentes reconocidos en la Constitución y en las Leyes.»
Veamos el apartado 2. ¿Se ha reunido el Congreso? NO. Primera violación de la Constitución.
Veamos el apartado 5. ¿Cómo? ¿Que no se pueden convocar Elecciones? (no se puede disolver el Congreso) Pero ¿no decían que “no passsa nada”?
Veamos el apartado 6. ¿Dónde está la responsabilidad del Gobierno? ¡Transferida a los militares!, cuando la Constitución dice que la autoridad última, aun en cualquier estado de emergencia, debe ser siempre civil. Que en 1978 todavía se redactaban leyes medianamente inteligibles.
Vamos ahora a la LO 4/1981, también bastante clara, a que se refiere este art. 116.1 de la Constitución, concretamente las disposiciones de su art. 1º:
Uno. Procederá la declaración de los Estados de Alarma, Excepción o Sitio cuando circunstancias extraordinarias hiciesen imposible el mantenimiento de la normalidad mediante los poderes ordinarios de las autoridades competentes.
Dos. Las medidas a adoptar en los Estados de Alarma, Excepción y Sitio, así como la duración de los mismos, serán en cualquier caso las estrictamente indispensables para asegurar el restablecimiento de la normalidad. Su aplicación se realizará en forma proporcionada a las circunstancias.
Tres. Finalizada la vigencia de los Estados de Alarma, Excepción y Sitio decaerán en su eficacia cuantas competencias en materia sancionadora y en orden a actuaciones preventivas correspondan a las autoridades competentes, así como las concretas medidas adoptadas en base a estas, salvo las que consistiesen en sanciones firmes.
Cuatro. La declaración de los Estados de Alarma, Excepción y Sitio no interrumpe el normal funcionamiento de los Poderes Constitucionales del Estado.
¿Alguien, aparte de Jáuregui, Burracalba y S&M, puede creer, basándose en este texto, que la mente del legislador contemplaba declarar el Estado de Alarma para reprimir huelgas, por muy salvajes que sean? ¿Dónde está la proporcionalidad que exige la disposición segunda? La “autoridad competente” ¿no tenía más recursos que la Ley marcial para meter en vereda a los controladores? Quien haya oído hablar (basta con eso) al ministro de Fomento, tendrá sobradas pruebas de su capacidad para el diálogo. Su mostrenca ineptitud y su talante invariablemente autoritario están en la raíz de este problema. La gente se cree que sale gratis tener a tipos como Blanco o Pajín de ministros, pero lo cierto es que su clamorosa incompetencia la pagamos los ex ciudadanos, ahora súbditos. Ah, el punto Tres es clave para esta apoteosis del autoritarismo: una vez las sanciones a los controladores sean firmes, ya darán igual la ilegalidad e inconstitucionalidad flagrantes que rodearon la declaración del Estado de Alarma. Política de hechos consumados se llama esa figura.
Veamos ahora el art. 4 de la LO 4/1981, cuyo apartado c) es la única disposición legal que cita (a medias) el ministro Jáuregui en la artera justificación de su decreto:
El Gobierno, en uso de las facultades que le otorga el artículo 116.2 de la Constitución podrá declarar el Estado de Alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzca alguna de las siguientes alteraciones graves de la normalidad:
a. Catástrofes, calamidades o desgracias públicas, tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud.
b. Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves.
c. Paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en los artículos 28.2 y 37.2 de la Constitución, y concurra alguna de las demás circunstancias o situaciones contenidas en este artículo.
d. Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad.
No hace falta saber de leyes, sólo saber y querer leer, para darse cuenta de que cabe declarar el Estado de Alarma en los supuestos a), b) y d), así como en el c), siempre y cuando (esto es clave) se dé también uno de los otros tres casos. Citar c) a medias, como hace Jáuregui en su decreto, es mentir a los ciudadanos con fines de los que no se puede sino desconfiar. Porque a diferencia de lo que nos están contando los medios, el Estado de Alarma, pensado inequívocamente para desastres naturales, sí limita nuestras libertades, como se lee sin ningún género de dudas en el art. 11 de la dicha LO 4/1981. Teóricamente estará circunscrito a los controladores, pero en vista de lo que les ha importado el cúmulo de ilegalidades en que incurren para declararlo, ¿de veras creen que nos podemos fiar? ¿Me quieren decir, por poner un ejemplo reciente, lo que le han importado a este Gobierno los derechos del Pueblo saharaui, así como el derecho en general?
Feliz día de la Constitución. Recuerden que no es un puente, sino nuestra Ley fundamental, hoy revo(l)cada por este Gobierno; y que para el sabio Diógenes Laercio: “el Pueblo debería defender sus Leyes con el mismo ahínco que pone en defender las murallas de su ciudad” ...o al menos con la mitad del ardor que pone en defender su sacrosanto Puente.
Yo quiero ser luxemburgués. ¿Dónde hay que firmar? Eso o ¡que nos intervenga la UE ya!

2010/12/05

Microrrelato 20

Cuando implantaron la puta Ley marcial, la puta masa aplaudió.

2010/12/04

OK, now I’m officially alarmed (microrrelato 19)


When he heard the same zarzuela Rasputin who had been increasingly alarming him since he got into politics declare an unprecedented state of alarm –a first step in the short transition to martial law– , he got REALLY alarmed.

2010/11/26

Can tai chi become a stress management tool?

Robert Sapolsky, professor of neurology and neurological sciences at Standford University, has done numerous research on stress and stress-related diseases. He has been studying wild baboons in Africa for 23 years, linking personality and patterns of stress-related diseases in these animals. His work has made him one of the leading neurologists in the world. He is author of many books, including "Why Zebras Don't Get Ulcers: An Updated Guide to Stress, Stress-Related Disease and Coping" and "A primate's memoir". In this video, he responds to the following questions:

Is stress good for us?

How does chronic stress affect the brain?

Is there any good news?

He recommends regular exercise, meditation and stress management tools in order to avoid prolonged stress, which has been proven to cause many physical and mental conditions.



One of my ways to cope with stress is to regularly practise tai chi and chi gung. Tai chi and chi gung help me to be more present and grounded, to improve my body awareness and to avoid living through my thoughts, resulting in a reduction of my anxiety and stress levels.

Could tai chi and/or chi gung be your stress management tool too?

NdA: Éste es un post de mi nuevo blog/página web en inglés: www.houseofmovement.com sobre la práctica del tai chi y el chi gung.

2010/10/23

Si... logismos



Si manda ZP, todo es posible.
Si todo es posible, nada es seguro.
Si nada es seguro, puede que en realidad ZP ya no mande.

Si me quisiera, no me haría padecer así.
Si no me hiciera padecer, me sería indiferente.
Siéndome indiferente, es difícil que me quiera.

Si no llueve, iremos al monte.
No todo el monte es orégano.
En monte sin orégano da igual que llueva

Quien bien te quiere te hará llorar.
Quien mal te quiere, te hará reír.
Cuanto más puto amor, menos alegría.

Si bebes, no conduzcas.
Si no conduces, no llegarás lejos.
Si no has llegado lejos, ¡bebe! (y fuma.)

2010/10/13

And the Ugly Chilean Miner of the Year 2010 Award Goes to...


Or: just a sorry excuse to check if chronical offliners can still blog from some pretty Madrileño's iPhone.

2010/07/06

Mundial 2010: ¡Y los irlandeses dicen que ganará Alemania!

Me siento a pensar un rato porque esto del fútbol es algo nuevo para mí y me cuesta analizar la situación con lógica. Los irlandeses dicen que la final será entre Alemania y los Países Bajos (a los que me ha costado no llamar Holanda). Me pregunto qué pensarán los uruguayos, aunque pronto se sabrá el resultado de ese partido. A los españoles nos toca esperar un día más. Parece poca cosa, pero en un día puede ocurrir mucho.

Los alemanes pueden haberse quedado sin choucroute y levantarse de mal humor, lamentarse del mal tiempo o discutir por cualquier pequeña incomodidad durante la noche (ruidos en el hotel que no los dejaron dormir bien, por ejemplo). Y piensan en las semifinales con esperanza. España no es uno de los equipos más fuertes. Les metimos cuatro goles a los argentinos, estaremos en la final, confían. De la Eurocopa no se acuerdan más que para decirse que esta vez tendrán la revancha y demostrarán que su equipo es mejor (pues ser el mejor es de lo que se trata).

Mientras tanto, los españoles se levantan sudorosos y deciden tomarse un baño reparador para quitarse el miedo de encima. El seleccionador los lleva de paseo y les alimenta el espíritu recordándoles que ya vencieron a Alemania en la Eurocopa. Los irlandeses podrán haberse olvidado, pero el equipo español no olvida. Deciden apoyar a los uruguayos y en ese gesto de apoyo a los lingüísticamente hermanos están convenciendo al universo de su nobleza. Lo que tenga que ser, será. ¡Wu Wei!

Y los irlandeses dicen que ganará Alemania.
¡Apelemos a las leyes de la naturaleza mágica!

2010/06/18

Carta a José Saramago

Señor Saramago:

Hoy conocí la noticia de su muerte en una red social, Facebook. Pensaba encontrarme con algún mensaje de mis amigos o alguna historia banal cuando la realidad de su muerte me golpeó el alma. Usted ya no estaba entre nosotros. Sentí una inmensa tristeza por el gran respeto que me merece tanto su obra como su persona. Señor Saramago, usted ha sido siempre un gran maestro de vida pues ha dado ejemplo de sencillez, de constancia y de compromiso social. Por eso y si me lo permite, voy a continuar esta carta tuteándolo y dirigiéndome a usted como mi maestro.

Maestro, quiero escribirte esta carta a pocas horas de tu muerte para contarte lo que significaste para mí.

He leído varias obras tuyas. Tu forma de redactar, de hacer posible lo imposible en un lenguaje que parece no tener límites en su belleza sacudió más de una vez mi cuerpo, que parecía vivir un milagro. En La balsa de piedra conseguiste arrancarme más de una sonrisa y varias carcajadas de reconocimiento de una realidad irreal; en Memorial del convento sentí los escalofríos por las víctimas de un destino sin compasión; en El evangelio según Jesucristo me alegré de poder compartir ideas "herejes" de tan gran belleza; en La caverna se apoderó de mí la melancolía de un mundo moderno en el que me veía atrapada y al cual deseaba renunciar. ¡Qué gran desasosiego provocaste en mí, como tú deseabas, qué gran esperanza al final! Maestro, tú me enseñaste que era posible ser libre. Y, por último, El año de la muerte de Ricardo Reis, libro que dejé a la mitad. No es que ya no me guste tu estilo, maestro, es que tu obra se merecía más atención de la podía dedicarle en el momento en el cual comencé a leerla.

Hoy he sabido que ya no estás entre nosotros y me gustaría hablar contigo como tú hiciste con Fernando Pessoa en O ano da morte de Ricardo Reis. Me gustaría retomar este libro y llenarme con tus palabras, con tu cariñosa prosa, tan humana y tan provocativa. Me gustaría escuchar de nuevo las entrevistas que te hicieron en televisión y sentirme inspirada por tu optimismo y tu afán de lucha por un mundo más justo. Me gustaría decirte que tus palabras calaron hondo en mi ser, que tu ejemplo y tus consejos y tus esperanzas en la juventud actual me ensimismaron y empujaron a vivir un poco más acorde a mis principios, que se parecen a los tuyos.

Sé que te voy a echar de menos, maestro, pues pueblas las conversaciones de mi comedor, llenas los estantes de mi sala y sobre todo te has ganado un lugar privilegiado en mi corazón por tu gran humanidad. Me despido de ti con tus palabras.

Con muchísimo cariño,
D.Ruida

2010/05/21

Cumpleaños feliz

El 24 de mayo, Del orden y el caos, cumplió 3 años. El orden reinaba esta bitácora a la hora en que nació y en sus primeros años (los más importantes según ciertas tendencias psicológicas). Ahora reina un caos imponente, esperpéntico y tenaz, que Energu y yo nos afanamos por conservar entre velas de un barco pirata, a falta de tarta y cumpleaños feliz.

Miércoles y Demián se echan de menos. Los antiguos autores de esta bitácora que, junto a mí, emprendieron una aventura escritora, que no literaria, todavía siguen escribiendo en Viaje a la nada (véase el enlace en la parte derecha).

Energu y yo somos anárquicos y bastante desordenados, pero no por falta de ilusión, sino por estilo propio. Quizás algún día aprenda un conjuro que nos convierta en la bitácora de la hora, de la semana, del mes o del año. Por de pronto nos conformamos con sobrevivir y dar la bienvenida a comentarios de queridos amigos, antiguos o nuevos.

Del orden y el caos ofrece ciencia, opiniones políticas, pinceladas de vida, poemas, reflexiones y en fin mil cosas que pueden llenar una tarde cualquiera de un día sin sol. Si hace sol, quedáis excusados, salid a la calle ahora mismo.

Felicito de corazón a todos los que nos acompañan y colaboran con nosotros en este caótico periplo. Espero que el próximo año nos traiga más lectores, más comentarios y una inspiración atinada para verter nuestra alma en papel (virtual, claro).

2010/05/07

18. Paraphrasing Lady Thatcher


Being trustworthy is like being a lady: if you have to tell everyone that you are, it means that you are not.

17. Era la mujer más hermosa que todos habíamos visto en nuestras tristes vidas


Los pescadores de Molinucos entraban al hotel, so cualquier pretexto, por contemplarla. Un botones de diecinueve años se encerró en su habitación sin hacer, estando ella ausente, para improvisarle un apasionado homenaje envuelto desnudo en las usadas sábanas de su cama. Hasta el veterano recepcionista olvidó su lumbalgia para estirarse inverosímilmente sobre el mostrador a recoger su premio: un besito de la Diosa en su jubilosa y casi jubilada mejilla.

Microrrelatos 16-13











16. OTRA COSA
En Argentina hasta McDonald's era otra cosa.

***

15. ENTONCES Y AHORA
--Cuando te lo dije, era verdad --me explicó ella sin levantar la vista de su puto té verde--; pero ahora es mentira.

***

14. EVANGELISMO
--La verdad os hará libres --les dijo el Maestro--; pero dado que eso es lo último que deseáis, voy a contaros unas cuantas trolas. Os encantarán.

***

13. SAMARKANDA
Por no pasar bajo una escalera, el ficticio héroe Super Sticioso fue arrollado por una bicicleta, teniendo que recurrir a todos sus superpoderes para conservar la vida.

2010/05/02

Del orden y el caos (microrrelato 12)


--Sabed --dijo el maestro-- que hay un orden benéfico, simiesco, atemporal, y otro pernicioso, demasiado humano: aquel que pretende negar el Caos; así como hay un caos benigno, lucífero, y otro maléfico, impuesto como Orden.

Rotunda aucthoritas (microrrelato 11)


Cuando la vio, muchos años después de su estreno, «París-Tombuctú» no le pareció taaan mala («El más soez insulto a la inteligencia que he visto en mi vida») como él llevaba diciendo a todo el mundo desde que se estrenó; y sin haberla visto, sólo porque se lo oyó decir así a su amigo Dorronsoro, el del apellido redondo.

Mi mamá me miente (microrrelato 10)


Descubrió el efecto placebo [='me gustará'] cuando su madre le dijo por la tarde que la medicina milagrosa con la que le había curado el dolor de cabeza por la mañana no era sino una cucharada de azúcar disuelta en un vaso de agua.

1922


April is the cruellest month, breeding
Lilacs out of the dead land, mixing
Memory and desire, stirring
Dull roots with spring rain.

2010/04/23

Así nace una pasión: el tango

Los miraba como a dioses. Bailaban con una profundidad que parecía hablarle a mis sueños. Sus piernas se entrelazaban entre ritmos sensuales. Sus cuerpos se acariciaban con deseo. Aunque sólo una niña, presentía ya el lenguaje del cuerpo, el misterio de dos figuras enlazadas. Los miraba fascinada. Sus rostros transmitían dolor y desesperado abandono. Mi infantil timidez era experta en dolor, deseosa de abandono y pasión. El tango se inscribía en mi corazón y marcaba una cita inevitable en el futuro.

Crecí con espinas y rosas. Miedosa y dependiente, buscaba compañía para todas mis aficiones. Llegó el día en que tuve que abandonar el hogar paternal. Me independicé físicamente, pero seguía atada en mi interior. No podía hacer nada yo sola. Un día el tango llamó a mi puerta. Una amiga había encontrado un folleto para bailes de salón y quería que la acompañara. Hablé con la profesora y me inscribí en mis primeras clases de baile. Mi amiga se echó atrás dejándome sola. Cohibida, insegura pero decidida, entré en la academia. La música comenzó a sonar y me cautivó. Resuelta y enamorada ya de unas letras, aprendí mis primeros pasos de tango.

En la clase no había hombres, así que el baile en pareja me estaba vedado. Todavía tímida y llena de inhibiciones, dudo que hubiese podido dejarme llevar en un movimiento tan sensual. Pero mi amor por el tango crecía. La música me llenaba y acompañaba andando a casa. Cambios en la academia hicieron desaparecer el tango. Lloré su ausencia y lo olvidé.

Pasaron años en los que aprendí mucho en la escuela de la vida. Escuela de pasión. Me arriesgué. Amé con desesperado abandono y fui amada, deseé sin freno y fui deseada, maltraté sin piedad y fui maltratada, juré con dolor y rompí mi juramento, lloré con desconsuelo y lloraron por mí. Viví más de una pasión y un día dejé de sentir. Tanto dolor, tantas lágrimas, tanta aniquilación.

Tras una visita a tierra santa y un calvario, regresaron los sentimientos. Y acepté mi destino. Apasionada y abierta al dolor y a la alegría, me tocaría llorar el resto de mi vida, llorar lágrimas de duelo y de éxtasis. Agradecida, me lancé a la vida con ansias de sentir. Respiré la brisa y visité el océano. Vi el hermoso cielo y las aves volando en bandada. Recogí un aroma y deposité más de un beso en rostros amigos. Lloré mis ausencias y miedos. Franqueé las puertas del infierno y superé los retos del reencuentro con el pasado. Me abofeteé con rabia e insulté con ira. Y suspiré de pasión, enamorada del esplendor de la vida. Era el momento adecuado para que el tango regresase.

Y no me sorprendí cuando conocí a Miguel, maestro de tango. Él me guió para que pudiese cumplir mi sueño de la infancia: bailar la pasión. En el primer baile vi que el tango significaba sentir la energía del otro. Que sabía expresarme en el lenguaje del cuerpo. Que, sin inhibiciones, era capaz de dejarme llevar por los diestros movimientos de Miguel y sentir su energía, triste y poderosa, llena de vida y comprensión y vitalidad, compenetrándose con la mía, quizás parecida, y sabiendo que aquel baile era especial, tanto que nos sentimos uno y al unísono nos abrazamos de forma espontánea y fraternal al finalizar la canción. Aquella era la cita que tanto había esperado. Lágrimas de emoción asomaron a mis ojos: el tango me tendía una mano.


Milonga

Volcánica, caótica, democrática (microrrelato 9)


Una sola nube de cenizas de Vulcano escupidas por un solo poro de Gea puso en su sitio a la especie humana; le demostró fehaciente e inútilmente que por sí sola era incapaz de generar las emisiones necesarias para provocar efecto invernadero alguno ("cargarse el planeta", como estúpidamente se atribuía); y más que nada le subrayó cuán superfluos eran en el fondo casi todos los vuelos que programaba.

El día en que conocí a mi Patria (microrrelato 8)


La revelación que me sacó de las tinieblas extranjeristas se produjo una mañana en que mi hermano Luis y yo nos paseábamos por el coqueto jardín de nuestro caserío. Mi españolísima mente, comprendiendo que Bizkaya no podía ser España, salió de la fase de la duda para adherirse firmemente a la Verdad.

Línea circular (microrrelato 7)


Absorta en la lectura de El halcón maltés, Mary Astor olvidó apearse en Argüelles, pero en lugar de sentirse contrariada, lo interpretó como un giro del destino; y teniendo asiento en un vagón rebosante de humanidad, resolvió seguir circulando hasta averiguar en qué punto de partida acabaría todo aquello.

Crisis? What Crisis? (microrrelato 6)


--No veas tanta tele --se mofó de mí Luisito, acodándose en la barra del asador--. La crisis es como el cambio climático y el colesterol: un invento para acojonarnos. No existe, al menos para los que no tenemos hijos ni hipoteca. A nosotros ¿qué nos va a pasar? --añadió segundos antes de caer fulminado por un infarto de su cardio.

Obsoleta (microrrelato 5)



(Para Raúl R.)

Cuando la abuela Nieves sufrió las consecuencias del apagón analógico, en vez de pedir socorro a sus ineptos nietos, le tejió a la tele otro mantel de ganchillo, éste para cubrir la pantalla, y empezó a salir más a la calle. Su racha de victorias a la brisca en el hogar del jubilado también tuvo que ver con este cambio en sus costumbres.

2010/04/03

Madderfucking Œdipus, Man (microrrelato 4)


Durante la explosión hormonal de sus 15 años, su madre le reprochó que ya nunca le contara nada con las siguientes palabras: «Quiero tener intimidad contigo».
Él contestó:
--Pues ahora te jodes. De chiquitín era yo quien quería, y entonces me rechazaste en favor de mi padre. Entre los dos me convertisteis en un neurótico.

2010/04/02

Micr@rrel@t@ (3)


Cuando la fistra de Igual Da se despertó, su propio dinosaurio hembra no sólo seguía allí, sino que también pastaba del presupuesto y se hacía llamar: "nosotras y nosotros, dinosaurias y dinosaurios de este país"...

2010/04/01

Microrrelato (2) o Never Trust a Thin Cook

Tecleando en Google el nombre completo de una antigua novietta (con t doble) que hacía un tiramisù como para jurarle amor eterno, halló una imagen reciente de la transalpina en cuestión vestida de cocinera y demostrativa de que Internet no era lo único que se había expandido desaforadamente en los últimos dieciséis años.

Microrrelato




(con la colaboración involuntaria del ex centrocampista Cifuentes)
Cuando una autoinfligida fractura de peroné le retiró por las malas aun de ese consuelo de tontos llamado "fútbol-7", el que tan bien la tocara tornóse taciturno. Muchos lo celebraron.