Loading...
Loading...

El Mundo Today

2012/05/25

Su horóscopo del tercer milenio para esta semana

Típico Aries: Hitler de chavalín  


Aries (19 de abril - 13 de mayo). Marte gobierna a los nobles arianos, otorgándoles una naturaleza combativa propia de los líderes natos. Ello impide que hijoputa alguno pueda llegar nunca a soportarlos. Por su temperamento hosco, adusto, rugoso, verrugoso, psicopático, pasan su vida de violencia sin sentido alimentando su instinto de muerte, sembrando el caos como pollos sin cabeza, acumulando enemigos. Suelen morir ajusticiados por alguno de ellos, o bien se suicidan en un raro momento de lucidez. Nadie acude a su funeral salvo para verificar que de verdad están muertos. Si es Vd. Aries, asegúrese de tener un catador que pruebe su comida el día anterior; y si compra carne picada, que se la piquen delante, toda precaución es poca. Su día de la suerte: ayer. Hitler y su discípulo Sadam Husein fueron arianos arios muy aficionados a la astrología babilonia, además de saber montar un buen genocidio de vez en cuando. No existe ninguna ciudad con buenos Aries.

Tauro (14 de mayo - 20 de junio). El bueno de Tauro es extrovertido, positivo, comunicativo, lo que significa que, cuando no les da por el genocidio, como a Obiang, Suharto o Pol Pot “el Suave”, son unos pelmazos insufribles capaces de pegar la brasa de forma inmisericorde a todo aquel que no los divise a tiempo de cambiarse de acera. El Che Guevara, por ejemplo, además de dictador, genocida y francamente monotemático, pues eso, era tan brasas que hubo que matarlo, como a Albert Fish y Jeffrey Dahmer, "el Carnicero de Milwaukee". La perseverancia propia de este signo de tierra, combinada con su necedad, convierte al Tauro en una mula obstinada, contumaz, sacrificable. Toda perra táurica es una zorra brasas y exhibicionista. Evite, amiga Tauro, hacer el ridículo no, lo siguiente, bailando borracha sobre la barra del bar el viernes por la noche, por Hammurabi, que la están viendo los amigos de sus hijos. Su número de la suerte: el 44. Pero ojo, también puede ser que ni mu, amigos y amigas Tauros y Vacas. Como os digo una co os digo la o. La astrología seria es una ciencia y como tal no hace milagros.

Géminis (21 de junio - 20 de julio). El simpático Géminis está gobernado por Mercurio, aunque Mercurio sea un planeta tirando a pequeño y Géminis, varias estrellas dispersas que, según primitivos marineros de agua dulce, hace 8000 años tenían forma de gemelos, al menos vistas desde el Tigris después de fumar una atemporal pipa de opio con Jasón y los Argonautas. A saber de qué coño tendrán forma ahora, porque el Universo, es decir Todo, se expande que es una barbaridad. No importa, porque Géminis es muy enrollado, adaptable, versátil, astuto, sigiloso, taimado, traicionero, cobarde hasta la vileza; superficial, tenso, nervioso, voluble, incoherente, sinuoso, mentiroso; de nariz larga, miembros largos, boca pequeña, dedos finos, cara de idiota, jazmines en el pelo y rosas en la cara. Todas las Géminis son unas zorras engordadas y dipsómanas, pura duplicidad gemela, como George Bush y Donald Trump. Y el genocida nigeriano Mengistu. Color de la semana: el gris, que no es color.

Duplicidad en la ficha policial de Mussolini, un Cáncer de manual.

Cáncer (21 de julio - 9 de agosto). Cáncer es sensual; un seductor, un encanto. Vamos, que de primeras parecen muy majetes, pero a la que te vuelves te la clavan, como Zetapé y Burraclava, como prodigios que son de duplicidad: cangrejos retro pinza doble; como Mussolini, Videla y Tarugo Chávez; Supermán y Mike Tyson. Blandos por dentro y por fuera, viven del engaño y el disfraz. Unos hijos de puta con pintas, la moral de un piojo y tendencias decididamente genocidas. La mujer Cáncer es como el hombre pero en perra, o sea peor: absorbente, pegajosa, metomentodo, espía, acosadora, invasora. Acaparadora. Ah, y envenenadora: muchas envenenadoras jamás descubiertas eran Cáncer: una mujer insoportable, mentirosa compulsiva, pegona, palabrotera, banal, zafia; una ladrona incurable que se lava lo justo; una joya de tía que sólo goza sexualmente si te contagia el sida adrede. No salga de casa, Cáncer. O aténgase a las consecuencias. Peor día para tentar al destino: el viernes. Cuidado con las enfermedades infecciosas, especialmente las venéreas. También, como no podía ser de otra manera, con las cancerígenas.

Leo (10 de agosto - 15 de septiembre). Si les cae bien, los leales Leo se volcarán con usted, pero sólo les durará un ratito; y de todas formas quién quiere caerle bien al tan vanidoso como estúpido Leo, que ofrece su atención intermitente a cambio de sumisión constante, incondicional, devota. Ahora bien, como Leo considere que le han traicionado, mentido o (esto es lo que Leo lleva peor) hecho caso omiso, convendrá guardarse de él o ella, si tal cosa fuera posible. Porque en un santiamén se pasa inopinadamente de caer bien a caer en desgracia, sin motivo ni lugar donde esconderse. Y es que Leo es orgulloso, pomposo, paternalista, mandón, dogmático, obtuso, entrometido, vengativo. Son típicos Leo: Isabel Báthory, Fidel Castro, Idi Amin Dada, que prefería la ministra a la menestra, Slobodan Milosevic y otros genocidas probados, así como Ed Gein, que mataba mujeres para vestirse con sus pieles y ponerse las tetas por sombrero encima de su leonina melena. Cuidado con las corrientes de aire y con los ambientes poco ventilados, viciados. Cuidado con todo.

Virgo (16 de septiembre - 31 de octubre). El pobre Virgo es un incomprendido: a menudo se le considera demasiado puntilloso, perfeccionista, meticuloso; sin embargo basta darles media oportunidad para que se revelen como unos reverendos hijoputas sádicos, cerriles, integristas, estrechos de miras, mente y horizontes. Además de sadomasoquista, la mujer Virgo tiene claras tendencias homicidas, que generalmente materializa con arma blanca. Les sientan bien los colores verdes, dorados y ocres-mierda; ojo con los intestinos, no se le salgan. Animales: la abeja y la ardilla. Si no tiene ardilla, puede usar una rata. Petiso Orejudo, Andrey Chikatilo, el jefe de las SS Heinrich Himmler y su discípulo el ayatolá Jomeini, así como Jean Kambanda y Paul Kagame, genocidas ruandeses: unos Virgo de manual.

Libra (1-22 de noviembre por la mañana). Diplomático, idealista y fácil de contentar, Libra es el séptimo signo del Zodíaco (rueda de los animales), con cualidad cardinal, y el cuarto de naturaleza positiva (masculina). Simboliza el equilibrio y la armonía en la balanza. Pertenece junto a Géminis y Acuario al elemento aire. Su signo opuesto es Aries, tiene el domicilio en Venus, su regente, el detrimento en Marte, la exaltación en Saturno y la caída al Sol. Eso significa que es un perfecto hijo de la gran puta con una cara dura increíble, como Charles Manson, un Libra de libro (ja, ja). Libra también es diplomático, dual, como Jimmy Carter y Belén Esteban; y como buen diplomático, a veces dice sí cuando quiere decir no. En eso demuestran su cobarde hipocresía dual, su rostro de feldespato armado y su mediocridad hasta para el genocidio, en el que suelen desempeñarse como subalternos, pues su pereza e imbecilidad congénitas les impiden destacar ni en eso, así como mantener un mínimo de higiene corporal. Libras famosos: Snoop Dogg, Snoopy y otros canes. Ojito con la parte baja de la espalda, los riñones, las glándulas suprarrenales y el apéndice. Y con los Libra. De los Libra, líbranos, Señor.

Escorpio (22 por la tarde-29 de noviembre). Como sólo tiene una semana, el sensual escorpión absorbe la vida con pasión y deseo; y por la misma, porque está en su naturaleza, te clava el aguijón a la que te descuidas y aunque no. Más malos que un dolor de huevos, los Escorpio son obsesivos, compulsivos, envidiosos, resentidos, pagados de sí mismos, huidizos, sucios, perniciosos, malintencionados, tontos de capirote. La mujer Escorpio no tiene un solo signo compatible ni media habilidad social; y de pura arpía se clava el aguijón a sí misma. Piedra: el zafiro. Escorpios típicos obsesionados con el genocidio: Sabino Arana, Ted Bunty y el exjuez Garzón. Y Augusto Pinochet Ugarte, ese estadista. Número de la suerte: las siete y media. Malo es quedarse corto pero pasarse es peor.

Ofiuco (30 de noviembre - 18 de diciembre). Bueno: alguien con cierta coherencia dentro del disparate que es la astrología debió de decidir que, si nos íbamos a tomar en serio esta huevada, había que ser consecuentes con los cambios registrados en el firmamento circulante durante los últimos milenios y meter en la rueda del Zodíaco este nuevo signo, que de nuevo tiene lo que Ptolomeo. Posiblemente usted sea Ofiuco y ni se haya enterado, pero no se acongoje. A Franco y Stalin, que fueron gente mucho más importante, les pasó lo mismo. O a España, que era un país de Sagitario y ahora se ha vuelto de Ofiuco sin comerlo ni beberlo, como quien adopta el euro o se deja adoptar por él (o colonizar por la ETA, que también pasa). Yo mismo, que soy filoastrólogo científico, este signo nuevo no lo tengo muy estudiado, ¿para qué?; los demás, tampoco. Pero estadísticamente no me cabe duda de que todos los nacidos bajo él, además de unos tacaños redomados, son unos perfectos hijos de la grandísima puta, aunque bastante bobos en el fondo, y genocidas en potencia o acto. No hay más que ver la vara de Asclepio, el símbolo etarra que les han buscado.

Sagitario (19 de diciembre - 19 de enero). Puro optimismo y amor desinteresado, Sagitario tiene un gran corazón, que le haría adorable si no fuera un psicótico irresponsable, frío y brutal, carente de inteligencia, tacto y maneras aun para el genocidio, llegando a pringarse las manos para clavar la flecha personalmente, en vez de delegar en subordinados como hacen otros signos más señoriales. Sagitario es un hijo de mil putas que nos roba el oxígeno, el espacio y la vida para absolutamente nada, por pura estulticia. Baste decir que casi todos ellos se creían capricornios; y el llevar milenios equivocados les ha aumentado aún más el rencor. Ejemplos, Leónidas Breznev, Santiago Carrillo, Hideki Tōjō y Mao Tse Tung. Evite dejar huellas y menos aún pruebas. La mujer Sagitario es inhumana. Día de la suerte: mañana.

Capricornio (20 de enero - 15 de febrero). Al cauto y paciente Capricornio su regente Saturno le imprime cierto escepticismo sombrío. El cabrón con cola de pez es desconfiado, tornadizo, torvo, gélido, viscoso. Como Vlad el Empalador, Rasputín, Ceaucescu o Anders Behring Breivik, amén de Phil Collins y Shakira; gente, en fin, de la que no cabe esperar nada mejor que malísimo o pésimo. Aunque no todos los hijoputas sean capricornianos, no se engañe: no hay Capricornio ni medio bueno ni se conoce excepción alguna a esta regla de oro: cada uno de ellos lleva dentro un pozo sin fondo de maldad y fatalismo rencoroso que sólo alumbra planes de suicidio nunca individual, siempre colectivo, lo que hace de este signo gente muy poco recomendable, genocida, tanto ellos como sobre todo ellas. Cuídense las rodillas. De todas formas, morirán pronto y nadie irá a su funeral, salvo para darles la vuelta por si resucitan. Así escarban para abajo.



Acuario (16 de febrero - 11 de marzo). Según observaciones de los últimos milenios que los astrólogos no se habían molestado en considerar hasta 2011, su signo, el de Osama Bin Laden, KFC, Mugabe y Bokata, digo Bokasa, ya no está alineado con la constelación a causa de la precesión de los equinoccios, que nos ha sacado su dibujo de la rueda de los animales; vamos, que su signo se ha ido a la recontraputa madre que la remilcagó. En los últimos milenios al firmamento (que no es tal) le ha dado por alterar su (ya caótica y aleatoria) disposición en la bóveda celeste (que tampoco existe) y desplazar Acuario fuera de la línea. No sabemos qué decirle, nos sabe muy mal que su signo pase de Vd., le haga semejante péiper, como a un pringao cualquiera. Cabe pensar que en efecto Vd. sea un reverendo pringao, un mindundi que, por no tener, no tiene ni signo. Como dijimos la última vez, no nos había pasado nunca. Pero no se lo tome así: puede hacerse Cervezario, por ejemplo, en vez de aguador; dice el ministro de Economía que hay que potenciar el consumo. U Ofiuco; hemos oído que hay vacantes. Al fondo a la derecha se suele encontrar sitio. O algo peor.

Piscis (12 de marzo - 18 de abril). Digámoslo sin rodeos, ambages ni circunloquios: los Piscis están como motos, sobre todo ellas, que al final Lorena Bobbitt era de las más normales. Piscis es un esquizofrénico, regido (es un decir) un poquito por Neptuno y otro poquito por Júpiter, con un pez mirando arriba y el otro abajo, en fin, un desastre sin paliativos. Escapistas de mentira fácil, vagos, simuladores, débiles de voluntad, mente y cuerpo, enfermizos, degenerados, padecen desequilibrios hormonales que naturalmente les conducen al genocidio, caso de Guenguis Jan, el doctor Mengele y Kim Il-sung. Como dijimos, todas las mujeres Piscis están locas, excepto algunas, que son las peores. Un color: el verde.

10 comments:

  1. Me siento identificada con el Piscis que has descrito. Es la primera vez que esto ocurre en la historia de los horóscopos. Gracias por tu comprensión ante nuestra total desvirtud.

    ReplyDelete
  2. De nada... Me está pasando con todos los signos, incluidos especialmente aquellos que pensaban ser una cosa y resulta que son otra. No entiendo por qué precisamente yo he tenido que ser el primer astrólogo serio de la historia, pero así es.

    ReplyDelete
  3. "A la pérfida, la traidora le dio por resucitar"... Vuelve, Druidesa, we need ya.

    ReplyDelete
  4. Ahora que se acabó el estudio, las ganas de resucitar aumentan. Veremos qué se quema en los fuegos de las llamas y si nos hacen volver. No promises.

    ReplyDelete
  5. El solsticio se la llevó y puede traerla

    ReplyDelete
  6. This web site definitely has all of the information and facts I wanted concerning this subject and didn't know who to ask.

    Feel free to surf to my blog :: acoustic guitar chord

    ReplyDelete
  7. You're so right there, Anónimo.

    ReplyDelete
  8. después de esto yo me retiraba: ya no te queda nadie por insultar

    ReplyDelete
  9. Andaba yo buscando una explicación sobre la erección que tuve ayer tras una intervencion de menisco, donde se me puso la epidural y cuya reacción no la supera el viagra, llegé, siguiendo el blog (que he de reconocer me ha enganchado), a los los horóscopos dondeme he reido bastante. Por fin un horóscopo decente y real...!!! Congratulations..

    ReplyDelete
  10. - Efecto Barnum o Forer. Los horóscopos parecen creíbles por su culpa, ya que tendemos a tratar las descripciones vagas y generales como si fueran descripciones específicas y detalladas, cosa que les ocurre especialmente a los géminis, a pesar de ser pensadores independientes y de no aceptar las afirmaciones de los demás sin pruebas.

    ReplyDelete