El Mundo Today

2014/10/12

LOS HUMORES DEL HUMOR (4)


La base del humor es la conciencia de una realidad psicológica y social, y una de sus características, el tono serio que disimula la broma. La idea es crear entre el tono y las palabras un desajuste que obligará al oyente a reír. La risa humorística, la falta de seriedad, es propia del hombre y tiene una función social: el desahogo que genera equilibrio. Algunas risas se producen sin humor y algunos humores no van acompañados de risa.  
El verdadero humor es una forma de ingenio sin malevolencia. Como afirma Congreve, "no todas las personas de ingenio son humoristas, pero todos los humoristas son personas de ingenio". Cuando la locura de la cabeza reemplaza a la del corazón, se convierte en chifladura.
En determinadas circunstancias los humoristas han acabado con la risa bien educada de una burguesía complaciente, y devolvieron al humor la dignidad del compromiso, convirtiéndolo en arma de las revoluciones. Nada pueden las leyes contra el humor: cualquiera que sea el régimen político, su presencia indica la madurez de un pueblo. Publicaciones como "La codorniz" en tiempos de Franco, el "Krokodil" en la Rusia socialista y "Humor registrado" durante la dictadura más sangrienta de Argentina representaron sentimientos colectivos que nadie pudo silenciar.
El humor moderno es sociológico; su valor se descubre a principios del siglo XX, y toma diversas formas; una de ellas es la caricatura. Después de 1948, la prensa satírica se convierte en un instrumento de combate para las sociedades en ebullición. El humor satírico pasa de la caricatura dibujada a la hablada; las grandes querellas como el proceso Drayfus en Francia y, más cercano a nosotros en el tiempo y espacio, el caso Rumasa, constituyen el alimento básico para ese tipo de humor. 
Cuando el humor es intelectualmente crítico, se transforma en ironía, cuyo representante más venerado fue Sócrates. El irónico, según Joseph Moreau, es el que disminuye la realidad, se niega a confesar sus cualidades, disimula su saber bajo una ignorancia fingida y se atrinchera en una actitud puramente interrogativa. Cuando se dice algo triste con aire alegre, la ironía es inquietante. Ese tono es utilizado por los poetas malditos y los escritores de humor negro.

Continuará

No comments:

Post a Comment